Loading...
Buscar

Cómo utilizar las lentes de contacto en verano de una manera adecuada y no poner en peligro la salud

Acudir a Óptica Chantal en Torrevieja con la llegada del verano es lo más recomendable, especialmente para las personas que usan lentillas. Con el buen tiempo es habitual que vayamos a la playa o a la piscina y realicemos actividades al aire libre. Por eso es mucho más cómodo que usemos unas lentes de contacto. Así, evitaremos problemas con las gafas, como que se caigan, se rompan o se rayen los cristales. 

Lentillas y agua 

Si ya te has decidido a usar lentillas este verano, lo más aconsejable es que las utilices de uso diario. Estas lentes pueden ser usadas más horas que las que son solamente de uso mensual o quincenal. Además, no necesitan mantenimiento ni limpieza ya que, una vez las uses, debes tirarlas a la basura. 

Por otro lado, si nos bañamos en el mar o en la piscina con lentillas puede resultar peligroso para nuestra salud visual. Al hacerlo, facilitamos la entrada de bacterias en la córnea que pueden causarnos graves problemas en los ojos. De ahí que, llevando lentes intraoculares, lo mejor es que utilicemos unas gafas de buceo, sobre todo si pretendemos meter la cabeza bajo el agua o que nos pongamos unas gafas de sol para evitar que las gotas salpiquen nuestros ojos. 

Las lentillas, por su composición, absorben el agua y esta puede llegar a deformarlas. En este caso dejarían de ser útiles. En el supuesto de que esto sucediera, independientemente de si son de un solo uso o de más, lo más recomendable es que las quitemos y sustituyamos por otras. De todas formas, si observas que tienes los ojos enrojecidos, sientes dolor o incomodidad en ellos o incluso secreción, no dudes en ponerte en contacto con tu oftalmólogo cuanto antes. 

Lentillas y calor 

Por otro lado, con el calor del verano, los ambientes resecos y el uso de los aparatos de aire acondicionado son muy habituales. Y esto es un motivo para que aumente la sequedad ocular. Para que nuestros ojos estén siempre lubricados, lo mejor es usar lágrimas artificiales que contengan agentes humectantes. 

También es imprescindible retirar las lentes antes de dormir por muy cansados que lleguemos a casa. No en vano, los ojos necesitan cada día oxígeno para funcionar de manera correcta y que no se lesionen. Además, si son reutilizables tendremos que limpiarlas y desinfectarlas con un producto especial que nos recomendará el óptico. Es importante que el líquido utilizado se mantenga en un lugar bien fresco. De hecho, las temperaturas elevadas pueden llegar a estropearlo. 

Acude a Óptica Chantal en Torrevieja y solicítanos información sobre cómo utilizar de manera adecuada las lentillas cuando llega el verano. Además, te informaremos encantados sobre las opciones que más te puedan interesar. ¡Estas vacaciones cuida también de tus ojos!